14 abril, 2017

Berenjenas a la parmesana, la receta sencilla

Déjenme decirle que aprender a cocinar berenjenas me tomó mi tiempo, mis primeros intentos para cocinarla resultaron en catástrofes, mi familia no me dejará mentir, tuvieron que probar berenjenas amargas, saladas o sobrecocidas.

Decepcionada, las olvidé por un tiempo, hasta que volví a la carga y finalmente ¡las conquisté! Y ahora las preparo cada vez que puedo.


Los ingredientes


La receta clásica de berenjenas parmesana es laboriosa, hay que empanizarlas y freírlas para después organizarlas en capas con una salsa de jitomate y finalmente llevarlas al horno. Eso de freírlas es lo que más tiempo consume y procuro evitarlo lo más que puedo. Por eso cuando vi ésta receta no lo pensé dos veces.

Es perfecta para practicar esta salsa o pueden utilizar alguna salsa ya lista que compren en el supermercado, solo asegúrense de sazonarla antes.

Listos para preparar


La encontré mientras revisaba Pinterest, en el blog Bell'allimento, vayan a dar una vuelta y luego regresen a preparar esta receta, les prometo que encontrarán fantásticas y apetecibles fotos y más inspiración culinaria de la que pueden esperar.


Para servir



Y ahora los dejo con la receta:

Berenjenas parmesana

3 berenjenas medianas
1/3 taza aceite de oliva
4 dientes de ajo
1 receta Salsa di pomodoro
250 gr Queso mozzarella rebanado
1/4 taza pan molido
1/4 taza queso parmesano rallado
Albahaca al gusto.

Precalentar el horno a 220 ºC,

Lavar las berenjenas, cortarles los extremos y cortarlas a la mitad a lo largo. Cubrirlas con el aceite de oliva, sal y pimienta por ambos lados. Colocar en una charola para hornear con la parte cortada hacia abajo, junto con los dientes de ajo. Hornear por 45 minutos a 1 hora o hasta que al pinchar con un cuchillo la cáscara este muy suave.

Una vez listas, transferirlas a un recipiente para hornear. Rociar el aceite que haya quedado en la charola. Retirar los ajos.

Mezclar el pan molido con el parmesano rallado.

Cubrir cada berenjena con la salsa di pomodoro, rebanadas de mozzarella, un poco de la mezcla de parmesano y unas hojas de albahaca si tienen.

Hornear a 180ºC por 5-10 minutos, o hasta que el queso se derrita.

Listo!





07 abril, 2017

Salsa di pomodoro

Esta salsa di pomodoro la aprendí a preparar en el viaje a Florencia que hice en noviembre pasado con Culinarian expeditions ,tuvimos una clase con la magnifica Anna Bini donde preparamos ravioles y 5 salsas diferentes, incluyendo ésta. Prometo platicarles todo en otra publicación, tomé muchas fotos y no he terminado de editarlas :)


Ingredientes para preparar la salsa


Es el mejor ejemplo de cocina italiana: pocos ingredientes, de excelente calidad y cocinados con cariño y atención. Sólo necesitamos un buen aceite de oliva, ajo y jitomates.

Para esta receta yo he utilizado jitomates enteros en lata, porque tienen mejor sabor y consistencia que los jitomates que encontramos en el mercado. Si tenemos siempre un par de latas de estos jitomates, en la alacena, nos pueden sacar de apuros cuando tengamos visitas inesperadas.

Una vez lista la salsa, sólo faltará cocer la pasta de nuestra elección y tendremos la comida lista.


Salsa lista

Aquí les dejo la receta

Salsa pomodoro

Salsa básica para pasta, en ocasiones a mi me gusta agregar albahaca u orégano para darle un sabor extra, aunque no es necesario.

Aceite de oliva
2 dientes de ajo
1 lata de jitomates enteros (yo utilizo la marca Cidacos)
Sal y pimienta al gusto

En una cazuela calentar a fuego medio un par de cucharadas de aceite de oliva, cuando esté a punto agregar los dientes de ajo picado finamente. Sofreír, cuidando que no se quemen.

Agregar los jitomates  con todo y el jugo en la cazuela, romperlos con ayuda de la cuchara.

Mantener a fuego bajo moviendo de cuando en cuando,  hasta que espese, aproximadamente 20 minutos. Sazonar con sal y pimienta al gusto.

Esta lista para usarse.










31 marzo, 2017

Graybeh, galletas de mantequilla del Medio Oriente


Estas pequeñas galletas son mis favoritas, tienen una consistencia suave, cremosa, que se derrite en la boca, son irresistibles. Son características de los países del Medio Oriente , y se preparan para ocasiones especiales.


Graybeh


 Se utiliza mantequilla clarificada y azúcar, en algunas recetas se menciona azúcar glass y en otras azúcar granulada; ésta última es la que yo utilizo, porque me gusta la consistencia que le da a la galleta.

La mantequilla clarificada es fácil de preparar, aunque lleva un poco de tiempo. Se derrite la mantequilla a fuego bajo, una vez lista, dejarla reposar inclinando ligeramente el cazo, una vez que se ha enfriado un poco, la podremos separar. Descartando la espuma blanca que se habrá formado en la superficie y decantando los sólidos que habrán quedado en el fondo. Esos los podremos desechar también.

Guardaremos la mantequilla en el refrigerador hasta que se solidifique nuevamente.

Como descartamos una buena parte de la mantequilla habrá que derretir más de la necesaria, requerimos 125 gr de mantequilla clarificada, y para obtenerla derretiremos 160 gr de mantequilla.


Graybeh


También necesitaremos almendras peladas, para hacerlo, llevar a hervor un cazo con agua, una vez listo retirar del fuego y agregar las almendras. dejar reposar 10 minutos, colar, dejar entibiar y podremos separar fácilmente las cáscaras de las almendras, Hay que dejarlas secar, de preferencia prepararlas una noche antes.

Es importante que una vez listas las galletas, se deben  enfriar completamente en las charolas, no intenten moverlas porque se desmoronan, son muy frágiles, tengan paciencia. Verán que poco a poco ganan en firmeza. Generalmente me espero una hora o un poquito más para comerlas.

Espero que estas galletas les gusten tanto como a mí y se vuelvan una de sus favoritas.

Graybeh
25 galletas pequeñas

125 gr mantequilla clarificada
125 gr azúcar granulada
250 gr harina de trigo.

Precalentar el horno a 180º C

Batir la mantequilla con el azúcar hasta que tenga un color amarillo pálido. Agregar el harina poco a poco. No sobrebatir, trabajar sólo hasta que se incorporen los ingredientes.

Tomar porciones del tamaño de una nuez y formar unas bolitas, darles forma ligeramente alargada en una punta.

Colocar en una charola con un tapete siliconado o ligeramente engrasada y presionar ligeramente una almendra en el centro.

Hornear por 15 minutos, las galletas no deberán dorar, las almendras dorarán ligeramente.

Dejar enfriar completamente antes de moverlas de la charola.

04 marzo, 2017

Hongos portobello rellenos

Comencé esta serie para contestar una pregunta que me hacen continuamente cuando se enteran que soy vegetariana:
¿Qué comes? -me preguntan- ¿Lechuga?

Bueno, si como lechuga, pero no es lo único. Hay una gran variedad de recetas que se pueden preparar con los vegetales como protagonistas.

Y como muestra les traigo estos portobellos.  Los pueden comer solos, o servirlos con una ensalada , o incluso comerlos como hamburguesa; de cualquier manera son deliciosos.

Portobellos rellenos

Hongos portobello rellenos
6 piezas

6 piezas hongos portobello
250 gr queso mozzarella
3 jitomates
1/2 taza (125 ml) vinagre balsámico
90 gr (1 barra pequeña) mantequilla derretida
1/2 taza perejil picado finamente
1 diente de ajo picado
Sal y pimienta


Precalentar el horno a 180º C

En un cazo pequeño derretir la mantequilla a fuego bajo, una vez lista retirar del fuego y agregar el ajo y el perejil.

Con ayuda de una brocha barnizar los champiñones por ambos lados, Salpimentar.  Colocarlos en una charola ligeramente engrasada con la parte superior hacia abajo.

Rellenar con un par de rebanadas de queso mozzarella y 3 o 4 rebanadas delgadas de jitomate.

Hornear por 15-20 minutos o hasta que se derrita el queso y se suavicen los hongos.

Mientras los hongos están en el horno, colocar el vinagre en un cazo pequeño a fuego medio, hervir hasta que se reduzca a la mitad y tenga consistencia de jarabe.

Servir los hongos calientes con un poco de la reducción de vinagre balsámico.





24 febrero, 2017

Pan de canela y pasas

¡Miren nada más!  Un pan de canela repleto de nueces y pasas. Perfecto para desayunar o acompañar el café o té de la tarde.

Pan de canela


No se asusten por la cantidad de pasas y nueces que lleva, queda delicioso. Pueden cambiar las nueces por almendras o cualquier fruta seca que prefieran.

La receta rinde dos panes medianos, pueden preparar la mitad sin ningún problema, pero les aseguro que querrán tener los dos panes, porque están tan ricos y esponjosos que  se acaban rapidísimo.


Pan de canela rebanado


Pan de canela, pasas y nuez.
Receta del libro Bread Baker´s Apprentice
Rendimiento: 2 panes

460 gr harina de trigo
25 gr azúcar
1 cdita de sal
2 cditas levadura instantánea
1 1/4 cdita canela molida
1 huevo
30 gr mantequilla derretida
125 ml (1/2 taza) leche
180 ml (3/4 taza) agua
200 gr pasas
100 gr nueces

Precalentar el horno a 180 ºC. Engrasar dos moldes para panqué con aceite en aerosol. Reservar.

Cernir juntos en el tazón de la batidora harina, azúcar, levadura y canela. Espolvorear la sal en la parte exterior.

Mezclar en un pequeño recipiente el huevo, mantequilla derretida y leche. Incorporar al harina y comenzar a mezclar.

Agregar el agua poco a poco hasta obtener una masa húmeda pero no pegajosa. Puede que no necesiten agregar toda el agua.

Amasar a mano o con el gancho de la batidora hasta que se despegue de la mesa o de las paredes del tazón.

Cuando la masa esté elástica agregar las pasas y nueces. Es mejor incorporarlas a mano.

Fermentar la masa en un tazón tapado hasta que doble su volumen.Ya lista la masa, dividirla en dos. Mantener una parte tapada y trabajar con la otra.

Con ayuda de un rodillo extender la masa a formar un rectángulo del ancho del molde y de 20 cm de largo aproximadamente.

Enrollarlo comenzando por la parte más larga, apretando ligeramente, introducir en el molde con la unión hacia abajo.

Dejar fermentar tapado en un lugar sin corrientes de aire hasta que la masa rebase 1 cm la orilla del molde.

Mientras fermenta el pan precalentar el horno. Una vez que el pan esté fermentado hornear por 30-40 minutos hasta que tenga un color dorado en la superficie y toda su casa huela a canelita y pasas.
Listo!



18 febrero, 2017

Y para comer...


Esta es una entrada sorpresa, porque no tenía planeada ninguna receta vegetariana, pero este pequeño plato surgió de pronto con los poquitos que tenía en el refrigerador y resultó ser uno de mis platos preferidos, así que decidí compartirlo con ustedes.

Espinacas con champiñones



Cuando cocino, a diferencia de cuando horneo, no peso los ingredientes, por eso verán que no tiene cantidades, lo pueden preparar con más espinacas, menos champiñones, como gusten. De cualquier manera, si comparto más recetas saladas de ahora en adelante procuraré tomar nota de las cantidades de los ingredientes.


Espero les guste.

Espinacas con champiñones

Un plato vegetariano rico y saludable, yo lo acompañé con unas lentejas que tenía ya cocinadas, pero lo pueden servir con quinoa, arroz integral o incluso pasta si lo desean. O comerlo solo.

Espinacas cortadas en tiritas
Champiñones limpios y cortados en rebanadas
1 papa cocida y pelada
Cebolla picada
Aceite 
Sal y pimienta al gusto

Acitronar la cebolla en aceite, agregar las espinacas y esperar a que se marchiten un poco.

Agregar los champiñones rebanados, procura no mover demasiado para que los champiñones se doren.

Al final agregar las papas picadas, mantener al fuego hasta que se doren.

Sazonar con sal y pimienta.

Servir acompañado de lentejas, quinoa, arroz integral o pasta.

08 febrero, 2017

Mi receta preferida: chessecake brownies


¡Lo logré! ¡Por fin unos brownies perfectos, que se pueden desmoldar y cortar en pequeños, o grandes cuadrados! Miren que bonitos se ven.


Chessecake brownies



¿Qué porque estoy tan contenta por unos brownies? Porque me tomó muchas recetas, muchos kilos de mantequilla, azúcar y chocolate conseguir unos brownies como estos. Esta receta es LA RECETA. Así que guárdenla como oro molido por favor, que me ha costado mucho mucho.


Brownie en proceso


La receta la tome de la página de King Arthur Flour, sin embargo le hice algunos cambios, reduciendo la cantidad de azúcar y de topping de queso, porque me gustan más los brownies con un intenso sabor a chocolate, y con la receta original quedaban muy dulces para mi gusto.

Antes de hornear


Una nota más, los brownies ya horneados y fríos se pueden congelar envueltos individualmente en papel encerado o en papel aluminio, dentro de bolsas plásticas para congelador. No les sabría decir cuando duran, porque nos los comimos ¡en una semana!.

Brownies al plato


Espero les guste

Chessecake brownies
1 molde de 22.5 x 32 cm de 2.5 cm de profundidad.

Para el brownie:

227 gr mantequilla
300 gr azúcar
100 gr cocoa
1/2 cdita sal
1 cdita polvo para hornear
1 cdita café instantáneo
1 cda vainilla
4 huevos
120 gr harina de trigo
180 gr (1 taza) de chispas de chocolate

Para el topping de chessecake:

190 gr queso crema (entero, no bajo en grasa)
70 gr azúcar
50 gr harina de trigo
1 cdita vainilla
50 gr yogurt
1 huevo

Preparar el molde rociándolo con aceite en aerosol y cubriendo la base y los lados con papel encerado. Rociar el papel también con el aceite en aerosol.

Precalentar el horno a 170ºC.

Para el brownie:

En una olla pequeña, derretir la mantequilla a fuego bajo, cuidando que no se queme. Agregar el azúcar y reservar fuera del fuego.
Una ve que la mezcla anterior esté tibia; agregar los huevos uno a uno, mezclando con ayuda de un batidor de globo hasta integrar cada uno. No agregar el siguiente hasta que se haya integrado el huevo anterior.
Cernir juntos: cocoa, sal, polvo para hornear, café soluble y harina. Agregar poco a poco incorporando con la mezcla anterior.
Al final incorporar los chips de chocolate.


Para el topping de chessecake:

Batir el queso crema con el azúcar hasta integrar, agregar la vainilla, yogurt y harina.
Al final incorporar el huevo.

Vaciar la mezcla de brownie en el molde previamente preparado, cuidando que quede parejo.Vaciar sobre la mezcla de brownie, cubrir con la mezcla de brownie que se reservó previamente.

Con ayuda de un palillo mezclar el chessecake con el brownie, cuidando que queden intercalados.

Hornear por 40 minutos aproximadamente, o hasta que un palillo insertado en el centro salga con algunas moronas de masa. No debe salir completamente seco o el brownie quedará duro al enfriarse.



















© Mantequilla con azúcar
Maira Gall