04 marzo, 2017

Hongos portobello rellenos

Comencé esta serie para contestar una pregunta que me hacen continuamente cuando se enteran que soy vegetariana:
¿Qué comes? -me preguntan- ¿Lechuga?

Bueno, si como lechuga, pero no es lo único. Hay una gran variedad de recetas que se pueden preparar con los vegetales como protagonistas.

Y como muestra les traigo estos portobellos.  Los pueden comer solos, o servirlos con una ensalada , o incluso comerlos como hamburguesa; de cualquier manera son deliciosos.

Portobellos rellenos

Hongos portobello rellenos
6 piezas

6 piezas hongos portobello
250 gr queso mozzarella
3 jitomates
1/2 taza (125 ml) vinagre balsámico
90 gr (1 barra pequeña) mantequilla derretida
1/2 taza perejil picado finamente
1 diente de ajo picado
Sal y pimienta


Precalentar el horno a 180º C

En un cazo pequeño derretir la mantequilla a fuego bajo, una vez lista retirar del fuego y agregar el ajo y el perejil.

Con ayuda de una brocha barnizar los champiñones por ambos lados, Salpimentar.  Colocarlos en una charola ligeramente engrasada con la parte superior hacia abajo.

Rellenar con un par de rebanadas de queso mozzarella y 3 o 4 rebanadas delgadas de jitomate.

Hornear por 15-20 minutos o hasta que se derrita el queso y se suavicen los hongos.

Mientras los hongos están en el horno, colocar el vinagre en un cazo pequeño a fuego medio, hervir hasta que se reduzca a la mitad y tenga consistencia de jarabe.

Servir los hongos calientes con un poco de la reducción de vinagre balsámico.





24 febrero, 2017

Pan de canela y pasas

¡Miren nada más!  Un pan de canela repleto de nueces y pasas. Perfecto para desayunar o acompañar el café o té de la tarde.

Pan de canela


No se asusten por la cantidad de pasas y nueces que lleva, queda delicioso. Pueden cambiar las nueces por almendras o cualquier fruta seca que prefieran.

La receta rinde dos panes medianos, pueden preparar la mitad sin ningún problema, pero les aseguro que querrán tener los dos panes, porque están tan ricos y esponjosos que  se acaban rapidísimo.


Pan de canela rebanado


Pan de canela, pasas y nuez.
Receta del libro Bread Baker´s Apprentice
Rendimiento: 2 panes

460 gr harina de trigo
25 gr azúcar
1 cdita de sal
2 cditas levadura instantánea
1 1/4 cdita canela molida
1 huevo
30 gr mantequilla derretida
125 ml (1/2 taza) leche
180 ml (3/4 taza) agua
200 gr pasas
100 gr nueces

Precalentar el horno a 180 ºC. Engrasar dos moldes para panqué con aceite en aerosol. Reservar.

Cernir juntos en el tazón de la batidora harina, azúcar, levadura y canela. Espolvorear la sal en la parte exterior.

Mezclar en un pequeño recipiente el huevo, mantequilla derretida y leche. Incorporar al harina y comenzar a mezclar.

Agregar el agua poco a poco hasta obtener una masa húmeda pero no pegajosa. Puede que no necesiten agregar toda el agua.

Amasar a mano o con el gancho de la batidora hasta que se despegue de la mesa o de las paredes del tazón.

Cuando la masa esté elástica agregar las pasas y nueces. Es mejor incorporarlas a mano.

Fermentar la masa en un tazón tapado hasta que doble su volumen.Ya lista la masa, dividirla en dos. Mantener una parte tapada y trabajar con la otra.

Con ayuda de un rodillo extender la masa a formar un rectángulo del ancho del molde y de 20 cm de largo aproximadamente.

Enrollarlo comenzando por la parte más larga, apretando ligeramente, introducir en el molde con la unión hacia abajo.

Dejar fermentar tapado en un lugar sin corrientes de aire hasta que la masa rebase 1 cm la orilla del molde.

Mientras fermenta el pan precalentar el horno. Una vez que el pan esté fermentado hornear por 30-40 minutos hasta que tenga un color dorado en la superficie y toda su casa huela a canelita y pasas.
Listo!



18 febrero, 2017

Y para comer...


Esta es una entrada sorpresa, porque no tenía planeada ninguna receta vegetariana, pero este pequeño plato surgió de pronto con los poquitos que tenía en el refrigerador y resultó ser uno de mis platos preferidos, así que decidí compartirlo con ustedes.

Espinacas con champiñones



Cuando cocino, a diferencia de cuando horneo, no peso los ingredientes, por eso verán que no tiene cantidades, lo pueden preparar con más espinacas, menos champiñones, como gusten. De cualquier manera, si comparto más recetas saladas de ahora en adelante procuraré tomar nota de las cantidades de los ingredientes.


Espero les guste.

Espinacas con champiñones

Un plato vegetariano rico y saludable, yo lo acompañé con unas lentejas que tenía ya cocinadas, pero lo pueden servir con quinoa, arroz integral o incluso pasta si lo desean. O comerlo solo.

Espinacas cortadas en tiritas
Champiñones limpios y cortados en rebanadas
1 papa cocida y pelada
Cebolla picada
Aceite 
Sal y pimienta al gusto

Acitronar la cebolla en aceite, agregar las espinacas y esperar a que se marchiten un poco.

Agregar los champiñones rebanados, procura no mover demasiado para que los champiñones se doren.

Al final agregar las papas picadas, mantener al fuego hasta que se doren.

Sazonar con sal y pimienta.

Servir acompañado de lentejas, quinoa, arroz integral o pasta.

08 febrero, 2017

Mi receta preferida: chessecake brownies


¡Lo logré! ¡Por fin unos brownies perfectos, que se pueden desmoldar y cortar en pequeños, o grandes cuadrados! Miren que bonitos se ven.


Chessecake brownies



¿Qué porque estoy tan contenta por unos brownies? Porque me tomó muchas recetas, muchos kilos de mantequilla, azúcar y chocolate conseguir unos brownies como estos. Esta receta es LA RECETA. Así que guárdenla como oro molido por favor, que me ha costado mucho mucho.


Brownie en proceso


La receta la tome de la página de King Arthur Flour, sin embargo le hice algunos cambios, reduciendo la cantidad de azúcar y de topping de queso, porque me gustan más los brownies con un intenso sabor a chocolate, y con la receta original quedaban muy dulces para mi gusto.

Antes de hornear


Una nota más, los brownies ya horneados y fríos se pueden congelar envueltos individualmente en papel encerado o en papel aluminio, dentro de bolsas plásticas para congelador. No les sabría decir cuando duran, porque nos los comimos ¡en una semana!.

Brownies al plato


Espero les guste

Chessecake brownies
1 molde de 22.5 x 32 cm de 2.5 cm de profundidad.

Para el brownie:

227 gr mantequilla
300 gr azúcar
100 gr cocoa
1/2 cdita sal
1 cdita polvo para hornear
1 cdita café instantáneo
1 cda vainilla
4 huevos
120 gr harina de trigo
180 gr (1 taza) de chispas de chocolate

Para el topping de chessecake:

190 gr queso crema (entero, no bajo en grasa)
70 gr azúcar
50 gr harina de trigo
1 cdita vainilla
50 gr yogurt
1 huevo

Preparar el molde rociándolo con aceite en aerosol y cubriendo la base y los lados con papel encerado. Rociar el papel también con el aceite en aerosol.

Precalentar el horno a 170ºC.

Para el brownie:

En una olla pequeña, derretir la mantequilla a fuego bajo, cuidando que no se queme. Agregar el azúcar y reservar fuera del fuego.
Una ve que la mezcla anterior esté tibia; agregar los huevos uno a uno, mezclando con ayuda de un batidor de globo hasta integrar cada uno. No agregar el siguiente hasta que se haya integrado el huevo anterior.
Cernir juntos: cocoa, sal, polvo para hornear, café soluble y harina. Agregar poco a poco incorporando con la mezcla anterior.
Al final incorporar los chips de chocolate.


Para el topping de chessecake:

Batir el queso crema con el azúcar hasta integrar, agregar la vainilla, yogurt y harina.
Al final incorporar el huevo.

Vaciar la mezcla de brownie en el molde previamente preparado, cuidando que quede parejo.Vaciar sobre la mezcla de brownie, cubrir con la mezcla de brownie que se reservó previamente.

Con ayuda de un palillo mezclar el chessecake con el brownie, cuidando que queden intercalados.

Hornear por 40 minutos aproximadamente, o hasta que un palillo insertado en el centro salga con algunas moronas de masa. No debe salir completamente seco o el brownie quedará duro al enfriarse.



















01 febrero, 2017

La Feria del Tamal en Coyoacán

El fin de semana pasado fui con mi familia al centro de Coyoacán a visitar la Feria del Tamal, que año con año tiene lugar en el Museo de las Culturas Populares, ubicado en la calle de Hidalgo  289 .

La entrada a la Feria

Es la segunda ocasión que asisto a esta feria, y de nuevo me impresionó la variedad de tamales de varias partes de la República: Michoacán, Estado de México, Oaxaca, Tamaulipas y Tabasco. Incluso algunos de otros países como Colombia y Honduras.

No se imaginan cuántos tamales había, yo llegué decidida a probarlos todos, pero por más esfuerzo que hice, y créanme puse mi mejor empeño, no lo logré.

Tamales hondureños

¿Qué probé? Lo primero que quería era comer una corundas, tamales originarios de Michoacán que se sirven con salsa verde o roja y crema. ¡Me encantan! Porque cuando iba a la Universidad teníamos una compañera de ese estado que cada que iba a visitar a su familia nos traía una bolsa llena de corundas, que comíamos frías con salsa y crema en el patio de la Universidad. Buenos recuerdos.

Probé también un excelente tamal de chocolate que compramos en el stand de Honduras, donde también tenían el nacatamal, que tiene una pieza de pollo, en este caso una pierna, o trozos de carne de res, aceitunas, cebolla, alcaparras y papas, todo envuelto en hojas de plátano.

Tamal de chocolate

Probé las arepas, de Colombia, preparadas con masa de maíz y pequeños trozos de queso mezclados. Estaban ligeramente saladas y deliciosas. Me quedé con ganas de comer una o dos más.

Y no podía dejar de  probar las bebidas para acompañar los tamales. Habia café de olla, con su canela y piloncillo; tazcalate, bebida típica de Chiapas preparada con cacao, maíz tostado y achiote; pozol, preparado a base de maìz y cacao, y el clásico tejate de Oaxaca.

El tejate

Tazcalate


Estaban también los productores de moles de San Pedro Atocpan, y no pude resistirme, traje a casa un poco de mole de manzana con arándanos para preparar una enchiladas.

Productores de mole

Todavía tienen tiempo de ir a descubrir nuevas variedades de tamales. La Feria estará hasta el 2 de febrero en el Museo de las Culturas Populares. Si no alcanzan a ir, siempre estará el año que viene. No se la pierdan.


25 enero, 2017

Viernes de pizza

Preparar pizza en casa es más fácil de lo que parece y una vez que las prueben no querrán comprarlas otra vez. Anímense, puede ser una buena actividad de fin de semana con la familia.

Pizza hecha en casa

A mi me gusta preparar la masa temprano y dejarla fermentando en el comedor toda la mañana, para tenerla lista para la hora de la comida. La verdad, utilizo salsa para pasta de botecito y los ingredientes que tenga a la mano en el refrigerador: jitomate, queso, champiñones, etc.

Si quieren pueden prepararla un día antes, dejarla fermentar una hora y luego guardarla en el refrigerador toda la noche. Hay que sacarla del refrigerador cuando menos una hora antes de usarla, para despertar la levadura. Después pueden seguir con la receta.

Con champiñones?

El punto más importante de esta receta es la fermentación, para saber si la masa está lista la presionamos ligeramente con el dedo, si la masa regresa a su posición original lentamente estará lista, si la marca se queda en la masa, nos hemos pasado de fermentación.

Y eso es todo, verán que es sencillo y los resultados valen mucho la pena. Si se animan compartan una foto de sus pizzas, me encantaría ver como les quedan.


Masa para pizza
The Bread Baker´s Apprentice

Una masa delgada para preparar pizzas crujientes en casa.
Rinde: 3 pizzas delgadas de 20 cm de diámetro

300 gr harina
1/2 cucharadita  sal
1/2 cucharadita levadura seca
1/8 taza aceite de oliva
1/2 taza agua a temperatura ambiente

Salsa de jitomate
Ingredientes al gusto: jamón, queso, jitomate, corazones de alcachofas, champiñones, etc.


Cernir el harina en un bowl, colocar al centro el aceite y la sal. En las orillas espolvorear la levadura.

Incorporar el agua poco a poco hasta formar una masa ligeramente pegajosa.

Amasar durante 3 minutos y dejar reposar 5 minutos. continuar hasta que tengamos una masa lisa y elástica, aunque ligeramente pegajosa.

Fermentar en un bowl tapado y alejado de las corrientes de aire, sabrán que esta lista cuando al presionar ligeramente la masa regrese a su lugar lentamente.

Precalentar el horno a 200 ºC.

Una vez lista, sacar del bowl y dividir en tres porciones. Extender con ayuda de un rodillo hasta que quede de menos de 1 cm de grosor.

Extender un poco de salsa de jitomate, y los ingredientes que gusten.

Colocar la masa en una charola para pizza, espolvoreada con harina. Si no tienen pueden utilizar una charola para hornear volteada, espolvoreada con harina.

Hornear hasta que las orillas y la base estén doradas.


17 diciembre, 2016

Para regalar en Navidad: Granola de naranja

Granola de naranja y maple


Hace poco buscaba que regalarle a mis queridas amigas para celebrar estas fechas, por razones médicas, debía ser algo sin gluten y sin lácteos, y como no soy muy conocedora de recetas de pasteles o galletas sin gluten decidí buscar algo más.

 Y buscando encontré esta receta en uno de mis nuevos libros: Alternative Baker escrito por Alanna Taylor-Tobyn, la blogguera detrás de Bojon Gourmet. Un blog lleno de recetas sin gluten y hermosas fotografías. Es la primera receta del libro que pruebo y me ha encantado, y a mis amigas también.

El único cambio que le hice fue agregar semillas de girasol y usé aceite de canola en lugar de la mantequilla o del aceite de oliva que recomiendan en el libro.

Espero les guste, y si pueden compren el libro, muy recomendable para que sea parte de su biblioteca culinaria.

Granola de naranja y miel de maple

Rinde 600 gr

70 gr amaranto
270 gr avena
110 gr almendras troceadas (yo las dejé con cáscara, pueden pelarlas si quieren)
50 gr seillas de girasol
40 gr azúcar moreno
90 ml miel maple (la auténtica no la que dice: sabor maple)
75 ml aceite de canola (pueden usar aceite de oliva si quieren)
pizca de sal
1 cdita de extracto de vainilla
Ralladura de 1 naranja


Precalentar el horno a 160ºC. Preparar una charola con papel encerado.

En un bowl mezclar el azúcar, miel maple, aceite de canola y extracto de vainilla.

En otro bowl mezclar el resto de los ingredientes (avena, almendras, semillas de girasol)

Agregar al bowl que contiene la avena la mezcla de miel maple. Mezclar perfectamente.

Acomodar en la charola, procurando que quede en una sola capa.

Hornear por media hora, pasado ese tiempo, revolver la granola y regresar al horno otra media hora, hasta que esté dorada.

Retirar del horno y dejar enfriar perfectamente antes de envasarla.

Tips:

Pueden agregar cualquier fruta seca una vez que la granola esté fria. También pueden cambiar las almendras por nueces, pistaches, etc.













© Mantequilla con azúcar
Maira Gall